El Teorema de Rafágoras

Hay una leyenda urbana sobre Pitágoras, el del Teorema de Pitágoras.

(supongo que el lo llamaría simplemente «teorema»)

Se dice que, ya mayor, Pitágoras estaba escapando de unos soldados que habían venido a hacerle pupita.

Y en esto que escapaba, se encontró de frente con un campo de habas cuadrado.

(y probablemente con una hipotenusa perfecta)

El caso es que no quiso huir campo a través y estropear las habas…

Así que se entregó a los soldados.

… Y los soldados le asesinaron.

Asinomás.

Así dicen que murió Pitágoras.

Entonces, no sé cuál de las dos cosas te parecerá más estúpida:

  1. Morir por no querer estropear un campo de habas.
  2. Matar a un genio de las matemáticas, la música y la astronomía porque «algo habrá hecho».

Pero da igual.

Porque esta leyenda casi seguro que es falsa.

Seguramente era una historia para ilustrar la importancia de la agricultura.

Algo así.

La rescato porque me sirve para ilustrar otra cosa.

Y es el tema de las habas secuencias mágicas de correos.

Hay gente que prefiere creer que una secuencia mágica de correos en un orden determinado va a poner su hipotenusa por las nubes.

Porque es más fácil pensar eso que asumir que estás cagándola en tu proyecto desde mucho más atrás.

Es más fácil pensar que «mis emails están desordenados, no es que sean malos».

Y es más fácil también vender que eres un experto embudero y que sabes complicar los lanzamientos de lo lindo para que así el cliente no note mucho que en realidad de marketing directo y copy sabes tanto como de sembrar habas en agosto.

¿La cruda realidad?

Que pasar corriendo por un campo de habas y destrozarlo… no vende.

No es «romántico».

No es «matemático».

No es «marketiniano».

No es de «experto en concertar entrevistas en podcasts y parecer una autoridad».

No es de «experto en hacer amigüitos que respalden lo crack que eres con los funnels mientras esperan que les devuelvas el favor después».

No es nada de eso.

Pero tranquilidad…

No tienes que hacerme caso.

No es que esté yo aquí ahora fundando el Teorema de Rafágoras.

Además, yo hacía pellas en las clases de mates.

Suscripción a la lista de correo