“Eso es pa’ la gente que ya gana pasta de verdad”

La semana pasada hablaba con un “amigo offline” (de los de toda la vida, ajeno a todo el tinglado este del emprendimiento) sobre lo del accidente y la operación:

– ¿Y no te puedes dar de baja?

– Como poder puedo, pero he hecho los cálculos por curiosidad y la “ayuda” de la mutua es tan ridícula que en una hora de trabajo puedo ganar más dinero que lo que me darían al mes. Además durante los tres primeros meses la SS te exige la cuota de autónomo como si no estuvieras de baja (un mínimo de 300€). Y para rematar, es muy probable que dentro de un par de años te abran una inspección desde la mutua para ver si de verdad te correspondía el “privilegio” de solicitar esa ayuda. Que salvo que tengas una tienda física a pié de calle, suele ser que no. Así que te exigirán el dinero «prestado». Son más un banco que una entidad sanitaria.

– Buah, no es que tuviera ganas, pero con esto tengo claro que no me haría autónomo ni loco. Eso es pa’ la gente que ya gana pasta de verdad.

Y menos mal que no le seguí contando cosas como que:

Es la propia mutua la que te envía emails promocionales a tu correo recordándote que te puedes acoger a determinadas ayudas.

Te las conceden casi sin rechistar.

Por ejemplo arrasaron con las prestaciones por cese de actividad durante el Covid a los autónomos… pero ahora las están pidiendo de vuelta.

Es decir, que te están vendiendo un préstamo. Con upsells.

Y no es descabellado pensar que, aunque parezca que “solo” les tienes que devolver el préstamo por la misma cantidad, ellos ganan dinero de algún modo durante el proceso.

Entonces, sí, está claro que si te metes a autónomo, no puedes tener la mentalidad de mi amigo, que aún piensa que los ricos caen de los árboles.

Que no empezaron pagando un peaje, como todos lo pagamos.

Porque sí, hay muchos peajes.

Unos muy claros, relacionados con la SS y Hacienda.

Otros, no tanto.

Pero todos son constantes en la carrera del emprendedor online.

En quién te conviertes durante el proceso y cómo de alineado está con tus valores, lo tienes que decidir tú.

Es importante, porque eres una marca. Y eso es lo que al final atraerá a un tipo de cliente u otro.

Suscripción a la lista de correo