Qué motiva a los asesinos en serie que trabajan como sanitarios

Ya está aquí el Rafa para dejarte mal cuerpo para el resto del día o la noche.

Seguramente en tu apacible vida de negocios no te habías parado a pensar en esto pero hay una categoría de asesinos en serie:

Los Sanitarios.

No es ningún ataque irónico contra la Seguridad Social, me refiero a los de verdad, los que trabajan en sanidad y que se dedican a matar… disimuladamente.

Se conocen casos así, siendo el más famoso el del británico Harold Shipman.

(tcc. Dr. Muerte)

A día de hoy se sabe que mató a 218 de sus pacientes y es oficialmente el:

«Asesino en serie más prolífico de la historia».

Un cabronazo que tenía una «cara de doctor» de las que salen en las enciclopedias o en Erase Una Vez La Vida.

Y ya ves cómo se las gastaba.

Mucho se ha estudiado sobre la psicología de esta gente.

Qué motiva a un «profesional» así a matar silenciosamente a sus víctimas.

Y muchos psicólogos y psiquiatras estudiosos en la materia averiguaron cosas.

Por ejemplo, averiguaron que les motivaba mucho:

— La sensación de dominio y control.

Sentir que tenían todo ese poder frente a una persona que viviría o moriría gracias a ellos.

Algunos incluso jugaban con esto.

Les quitaban oxígeno, les daban medicación que no debían…

Todo para dejarlas a las puertas de la muerte y, en el último momento, con todo el personal alarmado, presentarse ellos y salvarlas (porque sabían exactamente cuál era el problema, claro, se lo habían causado ellos).

Ese proceso les llenaba emocionalmente. Se sentían más plenos.

Y eso les llevaba al siguiente gran motivador:

— EGO. Sentirse famosos e importantes.

Ser los héroes, ser reconocidos, ser «útiles» para la sociedad.

Esos eran los dos principales motivadores, aunque no siempre los dos estaban presentes.

Y así mataban a algunos directamente…

… y a otros indirectamente (cuando no conseguían salvarles en el último momento).

Qué buen rollito ¿verdad?

Pues… ahora sustituye «paciente / víctima de hospital» por «tu negocio online», y verás que no eres tan distinto de un asesino en serie.

Buscas lo mismo, pero en lugar de estar podrido por dentro, lo quieres conseguir con tu business.

Igual que tu potencial cliente.

Lo cual está perfecto.

Así que mientras considero preparar un productito inspirado en asesinos…

Suscripción a la lista de correo